Prevention World

Un estudio demuestra que empezar a trabajar antes de las 10 de la mañana es una tortura

Un estudio demuestra que empezar a trabajar antes de las 10 de la mañana es una tortura

Una investigación de la Universidad de Oxford acaba de demostrar que forzar a los trabajadores a empezar su jornada laboral antes de las diez de la mañana les hace enfermar con mayor facilidad y aumenta las posibilidades de estrés. Este estudio también asegura que trabajar entre cinco y diez horas diariamente altera notablemente los ritmos circadianos, lo que representa una "amenaza grave" para el rendimiento, el estado de ánimo y la salud mental.

Madrugar no es sano. Es la conclusión a la que ha llegado un estudio de la Univiersidad de Oxford, encabezada por el Doctor Paul Kelley. Se trata de una investigación que ha analizado los ritmos circadianos en personas de distintas edades y asegura que para el trabajador medio representa una tortura empezar a trabajar antes de las diez de la mañana. Según esta misma línea, la gente con menos de 50 años no está hecha para trabajar entre cinco y diez horas al día, ya que altera notablemente su rendimiento.

En las edades escolares y universitarias también hay importantes conclusiones. El estudio asegura que un niño de unos diez años de edad no comenzará a enfocarse adecuadamente para el trabajo académico antes de las 8:30. De manera similar, un joven de 16 años debe comenzar a las 10:00 para obtener mejores resultados y los estudiantes universitarios deben comenzar a las 11:00.

El doctor Paul Kelley, principal responsable de esta investigación asegura que es muy necesario un gran cambio social para cambiar el horario en el trabajo y escuela para que se ajuste al reloj natural del cuerpo de los humanos. El doctor no habla desde la ignorancia, ya que fue profesor en una escuela norteamericana y se atrevió a cambiar el horario del colegio de las 8:30 a las 10, mejorando el rendimiento en cuanto a calificaciones en un 10%.

Tras los estudios, se ha demostrado que los ritmos circadianos no vuelven a estar preparados para empezar a rendir desde las 9:00 hasta los 55 años. "Este modelo de horarios está dañando enormemente los sistemas del cuerpo porque afecta a los sistemas físicos, emocionales y de rendimiento en el cuerpo. No podemos cambiar los ritmos de 24 horas. No puedes aprender a levantarte a cierta hora. Tu cuerpo estará en sintonía con la luz solar y no serás consciente de ello porque informa al hipotálamo, no a la vista" concluye el doctor.




FacebookTwitterLinkedIn

¿Quieres recibir las alertas de publicación de Prevention world? Apúntate!!


Deja un comentario

Relacionados

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
Prevention world
Prevention World