• Autor de la entrada:
  • Categoría de la entrada:Noticias
  • Tiempo de lectura:2 minutos de lectura

Un trabajador ha sido indemnizado con 2,4 millones de euros por el accidente laboral que sufrió el 28 de mayo de 2019 en las instalaciones de la central eléctrica de Las Palmas de Gran Canaria. El operario resultó herido de gravedad, con un trastorno cognitivo y daños neuropsicológicos, tras caer de una altura de siete metros mientras realizaba trabajos de limpieza.

El despacho de abogados que representa al afectado, ha decidido retirarse como acusación particular en el procedimiento judicial abierto tras alcanzar un acuerdo con las empresas denunciadas para el pago de esa indemnización, la de mayor cuantía de las que se tienen constancia en el Archipiélago para un accidentado en su puesto de trabajo.

El accidente se produjo en las instalaciones de la central ubicada en Jinámar, pero el trabajador prestaba servicios para una subcontrata.

Mientras se instruía la causa, la acusación particular y las empresas denunciadas iniciaron una negociación para tratar de alcanzar un acuerdo. Al principio hubo discrepancias con las cantidades. Tres peritos de la capital grancanaria rebajaron en más de un millón de euros las pretensiones de los abogados, representantes de la familia del operario accidentado, tras realizar una valoración de los daños corporales sufridos.

Un cuarto perito con residencia en Navarra resolvió estas discrepancias y fijó la cuantía de la indemnización en los 2,4 millones de euros del acuerdo.

El despacho de abogados ha expresado su satisfacción por el acuerdo alcanzado y ha valorado la predisposición de las empresas involucradas en el accidente, que aunque no han reconocido su responsabilidad en el suceso han aceptado resarcir a la familia con esa cantidad.

0 0 votos
Valoración

eldiario.es

Este contenido ha sido publicado en la sección Noticias de Prevención de Riesgos Laborales en Prevention world.

Suscribirme
Notificar de
guest
0 Comentarios
Inline Feedbacks
Ver todos los comentarios