Prevention World

Los problemas de salud mental causaron el 6,1% de las bajas laborales en 2016

Los problemas de salud mental causaron el 6,1% de las bajas laborales en 2016

Castilla y León registró el año pasado un total de 165.390 procesos de baja por incapacidad temporal, de los que el 6,1 por ciento (10.087) correspondió a trastornos mentales y del comportamiento y del desarrollo neurológico. El jefe del servicio de Inspección de Servicios Sanitarios y Evaluación de Centros de la Consejería de Sanidad, Roberto Pesquera, subrayó la tendencia al alza en las bajas laborales por estas causas en los últimos cuatro años. También, destacó el repunte en la duración media que en 2016 se situó en los 99,75 días.

Unos datos que completó la Federación Salud Mental Castilla y León durante la celebración de la jornada «Entornos laborales, beneficio para todas y todos» al señalar que entre el 11 y el 17 por ciento de los problemas de salud mental en España se puede atribuir a las condiciones de trabajo. Además, cuatro de cada diez personas empleadas consideran que el estrés no se gestiona adecuadamente en su empresa, lo que se traduce en la pérdida de entre el 50 y el 60 por ciento de las jornadas de trabajo.

El presidente de Salud Mental Castilla y León, Jesús Corrales, citó algunas de las herramientas para la prevención de los problemas de salud mental como la valoración del trabajo; una organización flexible; la conciliación de la vida personal y laboral; la motivación; los espacios agradables, seguros y limpios; una buena comunicación y el respeto de los límites.

El director general de Economía Social y Autónomos de la Junta, Jesús Rodríguez, apostó por la prevención de los riesgos laborales para proteger la salud física y mental de los trabajadores. Consideró que la prevención no comienza en el puesto de trabajo sino en el sistema educativo para que los niños conozcan en sus colegios las recomendaciones para trabajar de forma segura y saludable.

Rodríguez destacó la rentabilidad de la prevención por lo que animó a las empresas en invertir en ella. Señaló que la Junta destinará este año a esta materia 5,7 millones de euros mientras que en el periodo entre 2012 y 2015 -vigencia del anterior Plan de Prevención de Riegos Laborales- se ejecutaron 20 millones. También valoró la importancia de la sensibilización para que empresas y trabajadores apuesten por la seguridad y la salud laboral.

El director general de Economía Social se refirió durante la inauguración de la jornada al acoso psicológico, del que dijo es una forma de violencia tipificada en el Código Penal porque resulta «dañino» y «nocivo» para la salud física y mental. Puso como ejemplos el dejar a una persona sin actividad pese a existir carga de trabajo en la empresa, el aislamiento o minorar su autoestima.

Jesús Rodríguez apuntó que existen protocolos de actuación y normas para luchar con el acoso laboral. «La legislación nos ayuda pero no es suficiente por lo que necesitamos la ayuda y la denuncia de las personas que están al lado de los trabajadores acosados», precisó. También mencionó el estrés en el trabajo, que se ha convertido en el segundo problema de salud más frecuente en la Unión Europea tras las dolencias muscoesqueléticas.

El presidente de la Federación Salud Mental Castilla y León añadió que los centros de trabajo son entornos clave para impulsar una cultura positiva de salud y bienestar. De ahí que potenciar entornos saludables redunda directamente en las personas empleadas y su productividad, en las propias empresas al reducir el absentismo y en la sociedad. Corrales demandó planes para prevenir los trastornos mentales en el ámbito laboral pero también por «combatir» los estigmas que tienen los enfermos mentales, que no dudó en calificar de «lacra social» que hace tanto daño. Hizo propias las palabras del presidente del Consejo Económico y Social (CES), Germán Barrios, que dijo que había que valorar as la personas por sus capacidades y no por sus limitaciones.

Barrios indició en la idea de la importancia del trabajo para satisfacer las necesidades, no solo económicas sino también personales y sociales. De ahí que haya entornos laborales saludables. «Tenemos problemas cuando se organiza mal el trabajo o existe precariedad en el empleo porque provoca estrés y depresión al no saber si llegaran a final de mes con su salario», manifestó.




FacebookTwitterLinkedIn

¿Quieres recibir las alertas de publicación de Prevention world? Apúntate!!


Deja un comentario

Relacionados

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
Prevention world
Prevention World