• Autor de la entrada:
  • Categoría de la entrada:Noticias
  • Tiempo de lectura:2 minutos de lectura

Tres son las reivindicaciones básicas: hacer visible la economía sumergida, crear un empleo pleno y seguro, y la lucha por la igualdad real entre hombres y mujeres.

Sin embargo, éstas no son las únicas demandas. Este año, a la Jornada Mundial por el Trabajo Decente se le une otro motivo: la oposición contra la directiva de las 65 horas laborables propuesta por la Unión Europea.

El proyecto, presentado por la Comisión Europea, ha recibido en todo momento el rechazo de los sindicatos. Consideran que esta medida supone el mayor ataque contra los trabajadores desde la creación de la Unión. Para el sindicato UGT, el aspecto más preocupante de la directiva es que introduce una regresión en la protección de los derechos de los trabajadores.

Desde UGT consideran que la futura directiva no está siquiera en consonancia con los Tratados Europeos y con la Carta de los Derechos Fundamentales de la Unión. Una visión compartida por CCOO Francisco Carbonero, secretario general del sindicato en Andalucía, denuncia que desde Europa se está haciendo muy poco por la defensa de los derechos de los trabajadores. Carbonero pide cooperación entre los distintos partidos para evitar lo que considera una marcha atrás en la historia.

Desde el plano político también se han lanzado críticas contra esta directiva. Desde el Gobierno central, el ministro de Trabajo, Celestino Corbacho, ya afirmaba que esta posible ampliación de la jornada laboral a 65 horas semanales es un disparate y añade que esta medida puede afectar mucho a empresas y trabajadores.

0 0 votos
Valoración

emartv.com

Este contenido ha sido publicado en la sección Noticias de Prevención de Riesgos Laborales en Prevention world.

Suscribirme
Notificar de
guest
0 Comentarios
Inline Feedbacks
Ver todos los comentarios