• Autor de la entrada:
  • Categoría de la entrada:Noticias
  • Tiempo de lectura:3 minutos de lectura

La empresa Izar reconoció ayer de forma implícita al comité de la factoría que existe descontrol sobre las empresas auxiliares que trabajan en el interior del astillero, así como de las condiciones laborales en las que están los quinientos trabajadores que dependen de estas compañías y, todos los días, entran en la factoría.

Este reconocimiento se produjo en una reunión que mantuvieron representantes del comité de empresa, la dirección de Carenas de Cartagena y un representante de Recursos Humanos de la dirección del grupo de construcción naval, en Madrid.

Los representantes sindicales presentaron en dicha reunión un documento de mínimos que cada empresa auxiliar que trabaje en el interior del astillero debe cumplir, siempre desde el punto de vista de las condiciones laborales de sus empleados.

La conclusión del citado documento es la creación de una especie de mesa o foro, en el que estarían representados tanto los trabajadores como la empresa, a partes iguales, que se reuniría cada mes para comprobar la situación de las empresas subcontratadas. Este foro tendría, incluso, la posibilidad de vetar la entrada en el astillero de aquellos compañías que no cumplan alguna de las condiciones fijadas.

Estas reclamaciones sindicales se producen después de que desde el propio comité se haya planteado la posibilidad de hacer una huelga que paralice la actividad en el astillero si no se mejoran las condiciones en las que están los trabajadores de algunas subcontratas, que se ven obligados a realizar turnos de 24 y 36 horas consecutivas, sin apenas tiempo de descanso, con salarios bajos, trabajando incluso domingos y días festivos, sin ningún tipo de justificación y, en determinados casos, utilizando materiales que son dañinos para la salud.

«Ellos están de acuerdo en que hay que poner una base para controlar este tema, pero a partir de ahora entraremos en detalles», indicó Bruna ayer, para asegurar que esto supone el reconocimiento de que no hay control sobre estas compañías. «Hasta ahora, sólo se exigía estar al pago de la Seguridad Social», añadió el presidente del comité, para justificar sus manifestaciones.

Las condiciones que se fijan en el citado documento entregado a la empresa son, entre otras: estar al día de los pagos a Hacienda, a la Seguridad social y a los trabajadores; jornadas de 8 horas; límite de realización de horas extraordinarias; no trabajar ni domingos ni festivos, salvo casos de urgencia extraordinarios y siempre con el permiso previo del foro citado; aplicación del reglamento de salud laboral de Izar también para estos empleados; y cumplimiento de las condiciones del convenio del sector de que se trate (en la mayoría de los casos, del Metal). La empresa se ha dado de plazo para contestar a este documento hasta el próximo jueves.

0 0 votos
Valoración

La Verdad

Este contenido ha sido publicado en la sección Noticias de Prevención de Riesgos Laborales en Prevention world.

Suscribirme
Notificar de
guest
0 Comentarios
Inline Feedbacks
Ver todos los comentarios