• Autor de la entrada:
  • Categoría de la entrada:Noticias
  • Tiempo de lectura:3 minutos de lectura

2.200 personas sufrieron en España, en 2020, un accidente cuando se desplazaban en bicicleta o patinete eléctrico rumbo al trabajo o durante su jornada laboral. El año anterior, cuando todavía no había estallado la pandemia, fueron 2.600 los accidentes. Son datos de la asociación española de mutuas de accidente de tráfico que se muestra preocupada por el incremento de este tipo de accidentes en los últimos años.

Y es que en 2019 las bicicletas y patinetes eléctricos dejaron el quinto lugar para pasar a ser el cuarto vehículo asociado a un accidente laboral de tráfico en España, solo por detrás del coche, la moto y la furgoneta. Están por delante de los accidentes con vehículos pesados (camiones, autobuses y autocares). El otro dato destacado es que el 91% de los accidentes laborales de tráfico en bici y patinete eléctrico que se produjeron fueron “in itinere”, es decir camino o volviendo del trabajo. Y un último dato muy revelador: en solo un año, entre 2018 y 2019, el número de accidentes laborales en los que se vieron implidados estos modos de transporte aumentó un 46%, como ha explicado José Luis Cebrián, responsable de prevención de UMIVALE, unas de las mutuas colaboradoras de la Seguridad Social. Si no hubiese habido pandemia, el crecimiento de accidentes en 2020 habría continuado.

En el caso concreto de los patinetes eléctricos las mutuas vienen realizando desde hace meses campañas de información y sensibilización para minimizar los riesgos de accidente de tráfico laboral. Ponen el acento en la necesidad de revisar periódicamente el estado de los frenos y las ruedas, además de aconsejar la utilización de elementos de protección. Además recuerdan que no se puede superar en vía urbana los 25 kilómetros por hora. Y es que, como recuerdan, los patinetes están también obligados a respetar las normas de circulación:

Los patinetes eléctricos, que cada vez están más presentes en los accidentes de tráfico que se producen en las ciudades. Para muestra, un botón. En la ciudad de València se produjeron nueve accidentes en los que se vio implicado un patinete eléctrico. En 2020 fueron 52 veces más. Fundamentamente fueron atropellos, con las consiguientes lesiones a otros usuarios de la vía, la mayoría peatones. De ahí la necesidad de que, aunque no es obligario, los usuarios de patines eléctricos lleven un seguro para cubrir los daños a terceros.

4.5 2 votos
Valoración

cadenaser.com

Este contenido ha sido publicado en la sección Noticias de Prevención de Riesgos Laborales en Prevention world.

Suscribirme
Notificar de
guest
0 Comentarios
Inline Feedbacks
Ver todos los comentarios