Prevention World

El 70% de los centros sanitarios andaluces están construidos con amianto

El 70% de los centros sanitarios andaluces están construidos con amianto

CCOO propone tanto a las comisiones de trabajo de los centros sanitarios andaluces como al Gobierno de Andalucía, un plan de actuación para proceder a la eliminación del amianto en todos los hospitales y centros construidos antes de los años 90, y que cuenten con este material dentro de sus instalaciones.

La organización, ya ha realizado un estudio previo de la situación general respecto a esta exposición dentro de la sanidad andaluza, y entorno al 70 por ciento de los centros cuentan con amianto. "Tras realizar un balance previo y conocer el estado de las instalaciones de los hospitales y centros de Málaga, priorizamos los que deben someterse a estas actuaciones por la emergencia de su situación y antigüedad de construcción. Hemos comenzado en el Hospital Civil, pero nos gustaría continuar en el Regional, el Marítimo de Torremolinos o centros sanitarios como el de Barbarela, los cuales cuentan con mayor cantidad de este material y más peligrosidad", ha afirmado Rafael González, secretario de Sanidad de CCOO en Málaga, esta mañana en la rueda de prensa ofrecida para informar del estado actual del amianto en la red sanitaria andaluza. Junto a él, también han estado presentes la responsable de Salud Laboral de la FSS-CCOO Andalucía, Rosa María Martín Cruzado y Paco Puche, asesor técnico de amianto en la comisión y miembro de Ecologistas en Acción. "Todos los centros construidos antes de 1985 pueden contenerlo y mediante el plan propuesto por se pretende detectarlo y erradicarlo".

El primero que se ha unido a esta campaña de limpieza ha sido el Hospital Civil, donde su gerencia y el Ministerio de Sanidad, tras conocer los datos puestos sobre la mesa por CCOO el pasado año, procedieron a eliminar las placas de este material, el cual era original de los años 70. "Los propios trabajadores eran los que nos comunicaban la percepción del amianto, por ello la urgencia de actuar en el Civil. Y es que no sólo se da aquí, todos los centros construidos antes de 1985 pueden contenerlo y mediante el plan propuesto se pretende detectarlo y erradicarlo", asegura González. La propuesta anunciada tiene como objetivo 2024 para concluir esta limpieza y eliminación del material.

"Al igual que el plan que se puso en marcha en los colegios de toda Andalucía, queremos que se apoye esta en los centros de salud y para ello, necesitamos la ayuda del nuevo Gobierno de Andalucía para que sea real. Ya lo hemos conseguido en el Hospital Civil y esperamos que sea posible en el resto, porque no sirve de nada visitar un hospital para curarnos, cuando este está recubierto de amianto", explica.

Desde 1977, el amianto es clasificado como un cancerígeno humano reconocido e incluido en el grupo 1 de las sustancias que causan cáncer por la Oficina Internacional para la Investigación contra el cáncer. "Asistimos en estos momentos a una emergencia sanitaria sobre este material, ya que a lo largo de la historia ha sido incluido en muchas construcciones e instrumentos del día a día. Sus efectos son letales y estos no se manifiestan hasta los 30 o 40 años, es por ello la urgencia de hacer una limpieza en todos aquellos lugares que fueron construidos antes de los noventa y que lo usaron en sus instalaciones", señala Paco Puche.

CCOO hace un llamamiento al Gobierno y entidades andaluzas para que se pueda poner en marcha el plan de desamiantado que proponen. Si se inicia, será la segunda campaña que desde la organización consigan, ya que ya está activa la referente a los centros educativos, mediante la cual se prevé que en 2022 todos estos espacios estén libres de amianto.

Este material, catalogado como uno de los cancerígenos más peligrosos por la Organización Mundial de la Salud, ha sido el protagonista en todo tipo de instalaciones construidas en el siglo XX. Su composición y cualidades lo hacían ideal para funciones aislantes y eran común encontrarlo en las conocidas placas de uralitas, vagones de trenes, coches, planchas, tostadoras y todo tipo de objetos que necesitasen una resistencia al calor.

Ahora, se estima que el 80% del amianto instalado en toda España ha pasado su vida útil, por lo que la peligrosidad del material aumenta. "Tras 30 o 35 años el amianto comienza a degradarse y por lo tanto, a desprender partículas que son las causantes del cáncer de pleura por ejemplo. La inhalamos y hasta pasados veinte o treinta años no se manifiesta. Cuanto más viejo sea ese material, más probabilidad de inhalación hay y como consecuencia, mayor es la emergencia y la necesidad de actuar frente a él", destaca Puche.

El amianto está prohibido en España desde junio de 2002. Desde esa fecha, no puede utilizase en ningún proceso industrial y tampoco se puede vender ni adquirir productos que lo contengan. La única exposición posible podrá existir en los procesos de retirada, en los cuales también se procederá mediante un protocolo y pautas específicas para evitar toda peligrosidad. Actualmente, esta sustancia ha sido asociada a la consecuencia de enfermedades de gravedad como la fibrosis pulmonar, el cáncer de pulmón y el pleural.




FacebookTwitterLinkedIn

¿Quieres recibir las alertas de publicación de Prevention world? Apúntate!!


Deja un comentario

Relacionados

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
Prevention world
Prevention World