Prevention World

Trabajadores del Clínico denuncian a la Dirección del hospital por falta de EPIS y uso de material defectuoso

Trabajadores del Clínico denuncian a la Dirección del hospital por falta de EPIS y uso de material defectuoso

El Sindicato Movimiento Asambleario de Trabajadores de Sanidad presentó el 30 de julio una denuncia ante la Fiscalía de Madrid, contra la Dirección del Hospital Clínico por la desprotección de sus empleados a causa de la falta de Equipos de Protección Individual (EPIS), la ausencia de formación de trabajadores y la utilización de equipos defectuosos no homologados.

El Hospital Clínico ha sido uno de los centros que más ha acusado el Coronavirus entre sus empleados. Hasta el 5 de mayo, 1017 trabajadores se habían contagiado, aproximadamente un 20% de la plantilla, y 65 de ellos requirieron de ingreso hospitalario. Los datos sitúan a este hospital como el tercero de la región en número de trabajadores contagiados y el primero si se atiende al porcentaje.

Denuncia MATS una "flagrante violación de las normas más básicas en materia de Prevención de Riesgos Laborales, por lo que no descarta otro tipo de acciones legales a corto plazo. Añaden además "la falta de apoyo, solidaridad y calidad humana" de la gerencia del hospital, ya que "mientras los sanitarios combatían el virus a pie de cama, tratando de salvar la vida de sus pacientes sin la protección adecuada, la Dirección dedicaba parte de su actividad a difundir en los medios de comunicación mensajes de buena gestión, mientras sometían a sus trabajadores a un hostigamiento permanente".

El Ministerio de Sanidad publicó el 20 de febrero, el 15 de marzo y el 11 de abril varios documentos para la prevención y el control de la infección en el manejo de pacientes infectados por COVID-19. En ellos, básicamente se indica que los empleados deben llevar una mascarilla autofiltrante FFP2 o FFP3, protección ocular ajustada o protección facial completo, guantes y batas de manga larga. En su denuncia, MATS expone que "desde el mes de febrero, en el que se originó una presión asistencial general en todos los centros hospitalarios de la Comunidad de Madrid, el personal de la sanidad pública ha carecido de los equipos de protección individual". Acentúa el sindicato la situación del Hospital Clínico, en el que asegura que la situación ha sido "ciertamente dramática".

La Sección Sindical, varias unidades de trabajo del hospital e incluso algún trabajador por su propia cuenta, han remitido desde marzo diversos escritos en los que solicitaban a la gerencia información, transmitían quejas y también pedían más medios. Por ejemplo, el 30 de marzo, MATS dirigió un escrito a la Dirección "denunciando el grave riesgo que se estaba generando en la salud de los trabajadores en relación con la falta de formación y EPIS", pero esa carta no fue contestada hasta casi un mes después alegando que se había realizado de manera regular y paulatina, que los EPIS se facilitaban de forma reglada, sin que en ningún momento se hubiera producido desabastecimiento "pese a que el volumen diario de unidades puede no haber sido el deseable en todo momento".

Lo cierto es que la falta de material sanitario ha hecho que los trabajadores hayan tenido que reutilizar sus EPIS. El 6 de mayo, varios trabajadores de la UCI escribieron a la Dirección denunciando que la carencia de material les obligaba a la reutilización del mismo. El 7 de mayo el Servicio de Prevención de Riesgos Laborales se dirigió al Director de Gestión y a la Directora de Enfermería avisando de nuevo de la falta de este material, pero "la dirección hizo caso omiso al contenido de dicha comunicación", según la denuncia.

Trabajadores de la Unidad de Oncología también remitieron un escrito denunciando que "no se facilitaban EPIS". Una celadora por su propia cuenta también dirigió una queja a la Dirección denunciando que se le obligaba a utilizar mascarilla FFP2 durante dos turnos de trabajo, cuando su duración máxima es de ocho horas.

El Hospital proporcionó a sus trabajadores mascarillas de la marca Garry Galaxy como parte de sus Equipos de Protección Individual y así estuvieron trabajando hasta que el 15 de abril la Directora de Cartera Común de Servicios SNS y Farmacia del Ministerio de Sanidad comunicó que las partidas de mascarillas de esa marca recibidas en "envases verdes" eran defectuosas y que se procedía a una "retirada inmediata". De los 579 trabajadores que utilizaron mascarillas de esta marca, 45 fueron positivos por COVID.

El 20 de abril la delegada de Prevención del MATS solicitó a la Dirección del Hospital Clínico un Comité de Seguridad y Salud Extraordinario para tratar el asunto de la utilización de las mascarillas de marca Garry Galaxy y solicitó también que se hicieran pruebas PCR a todos los trabajadores que hayan utilizado dichas mascarillas defectuosas. Ante la negativa, una semana después se volvió a solicitar la convocatoria del comité sin éxito.

Pese a todas las quejas y avisos, no fue hasta mayo cuando el Servicio de Prevención de Riesgos Laborales elaboró una evaluación de riesgo biológico ante el Coronavirus.




FacebookTwitterLinkedIn

¿Quieres recibir las alertas de publicación de Prevention world? Apúntate!!


Deja un comentario

Relacionados

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
Prevention world
Prevention World