Prevention World

¿Te sientes quemado? Tu corazón puede pagar el precio

¿Te sientes quemado? Tu corazón puede pagar el precio

Las personas que se sienten "quemadas" por el trabajo o las actividades diarias que desarrollan son más propensas a contraer enfermedades cardiacas, según una reciente investigación.

Los que sufren lo que se conoce como agotamiento vital, una combinación tóxica de fatiga, irritabilidad y desmoralización, tienen un riesgo un 36 por ciento mayor de contraer enfermedades cardiacas, según los investigadores.

"En nuestras vidas, en las que cada vez tenemos más cosas que hacer, estamos sometidos a mucho estrés. Cuando ese estrés no se revisa, puede comenzar a desgastar nuestro bienestar psicológico y físico", afirma el coautor del estudio, el Dr. Randy Cohen, cardiólogo en el Centro Hospitalario Mount Sinai St. Luke's Roosevelt, de Nueva York.

Los resultados de esta investigación muestran que el agotamiento vital está a la par con otros factores de riesgo de las enfermedades cardiacas, incluyendo la depresión y la ansiedad. Este agotamiento vital va mucho más allá de la mera fatiga. Se produce cuando el estrés continuo empieza a tener un efecto en la capacidad de una persona de recuperarse de la fatiga.

"Se trata de una sensación continua de fatiga, de falta de energía que prevalece incluso después de haber dormido bien por la noche, incluso cuando no se sufre ninguna enfermedad", dijo. Como resultado de esta fatiga prolongada, las personas se vuelven irritables y empiezan a sentirse desmoralizadas.

Los investigadores examinaron la relación entre el agotamiento vital y la primera vez que se sufre una enfermedad cardiaca al combinar los resultados de 11 estudios que contaron con más de 60,000 personas sin enfermedades cardiacas. Los estudios realizaron un seguimiento promedio de seis años y medio.

Incluso después de tener en cuenta otros factores de riesgo, el agotamiento vital siguió aumentando el riesgo de una persona sana de sufrir enfermedades cardiacas en aproximadamente un tercio, concluyeron los investigadores.

"Dado que la comunidad de la cardiología es consciente desde hace un tiempo de que había algunas consideraciones de la personalidad que contribuyen a las enfermedades cardiacas, no veo que esto sea una novedad", dijo Becker.

Medidas para afrontar el agotamiento vital son realizar ejercicio físico, llevar una dieta saludable y poner en práctica técnicas de reducción del estrés, como el yoga o la meditación.

Los médicos de atención primaria también pueden jugar un papel, al incluir el estrés y la fatiga entre los otros síntomas que observan cuando realizan los exámenes regulares a los pacientes.




FacebookTwitterLinkedIn

¿Quieres recibir las alertas de publicación de Prevention world? Apúntate!!


Deja un comentario

Relacionados

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
Prevention world
Prevention World