• Autor de la entrada:
  • Categoría de la entrada:Noticias
  • Tiempo de lectura:2 minutos de lectura

La Fiscalía ha solicitado penas de prisión, multa y cuatro años de inhabilitación especial de empleo relacionado con la construcción para cada uno de cuatro acusados de un delito contra los derechos de los trabajadores y homicidio imprudente, por la muerte de un empleado tras caer al vacío después de golpearle un elevador de una obra.

Tres trabajadores de la empresa se disponían a comenzar la jornada en la tercera planta del inmueble en construcción, donde se encontraba instalado un elevador de cargas, junto a una barandilla de obra en la que se había abierto un vano para la recepción de los materiales y equipos que se subían con el elevador.

Dicho elevador se había desmontado y vuelto a montar unos días antes, y en este montaje se decidió prescindir de una de las parejas de barras laterales para que no obstaculizaran el paso de los trabajadores por el lugar, según explica el fiscal, quien detalla que tampoco se consideró oportuno fijar la barra lateral al suelo con tacos, para no perforar la capa de aislamiento. De este modo, para fijar el elevador, se decidió poner sobre él un puntal y colocar unos maderos debajo de la columna y de la barra lateral, al tiempo que para apretar el husillo de la base se recurrió a golpearla con una machota, sin comprobar la presión real ejercida.

0 0 votos
Valoración

eleconomista.es

Este contenido ha sido publicado en la sección Noticias de Prevención de Riesgos Laborales en Prevention world.

Suscribirme
Notificar de
guest
0 Comentarios
Inline Feedbacks
Ver todos los comentarios