• Autor de la entrada:
  • Categoría de la entrada:Noticias
  • Tiempo de lectura:3 minutos de lectura

El director del Instituto Nacional de Seguridad e Higiene en el Trabajo, Leodegario Fernández Sánchez, aseguró ayer que las posibilidades de sufrir un accidente laboral son tres veces superiores entre los trabajadores temporales que entre los estables y reconoció la existencia de «cierta relación entre temporalidad y accidentalidad».

No obstante, resaltó que los accidentes en los que se ven involucrados los trabajadores temporales suelen ser más leves y añadió que en el resto de Europa existe también «temporalidad y subcontratación» y, sin embargo, no hay las mismas cifras de siniestralidad que en España, lo que hace pensar en la incidencia de más factores en este país. En él ha aumentado un 7% en lo que va de año el número de accidentes con resultado de muerte -algo «preocupante», según admitió Fernández Sánchez, y que se está investigando-, aunque ha bajado el de los leves.

Planes de choque

El responsable de Trabajo, que participa en la Universidad Internacional Menéndez Pelayo (UIMP) en la «Escuela de prevención de riesgos laborales Gustavo Pittaluga», indicó que, además de aumentar la actividad inspectora y las sanciones, otras de las medidas que ya funcionan son los planes de choque dirigidos a las 35.000 empresas que concentran el 50% de los accidentes laborales. La construcción es uno de los sectores más representados en este bloque de compañías, en las que con las medidas ya desarrolladas se están logrando reducciones de hasta 20 puntos en la siniestralidad.

Además, se refirió a la «burocratización» de la prevención como uno de los problemas actuales contra el que hay que «luchar» e indicó que habría que adoptar medidas como la modificación de la ley de infracciones y sanciones. Igualmente, en su opinión, hay que abordar una reforma de «medidas normativas», de tal forma que «lo que no es oportuno o tiene escasa o nula eficacia preventiva» sea modificado. Entre otras cosas, el Gobierno estudia la posibilidad de cambiar las tarifas de primas por accidentes de trabajo para acomodarlas al riesgo real de la actividad.

Por otra parte, el fiscal general del Estado, Jesús Cardenal, reconoce que la cifra real de accidentes de trabajo supera a la reconocida por los servicios de inspección, según advierte en la memoria anual del ministerio público. Ese desfase -apunta- obedece a que «quien sufre el accidente está inserto en relaciones laborales no convenientemente regularizadas» y a que el afectado asume el siniestro como «una cuestión de absoluta privacidad».

0 0 votos
Valoración

El Correo

Este contenido ha sido publicado en la sección Noticias de Prevención de Riesgos Laborales en Prevention world.

Suscribirme
Notificar de
guest
0 Comentarios
Inline Feedbacks
Ver todos los comentarios