Prevention World

Multado con 230.000 euros por el accidente laboral de un empleado sin papeles

El trabajador sufrió la amputación de tres dedos al quedársele atrapada una mano cuando limpiaba una máquina.
Multado con 230.000 euros por el accidente laboral de un empleado sin papeles

Un juzgado ha condenado a un año de cárcel y a multas que suman más de 230.000 euros a un empresario que empleó sin dar de alta en la Seguridad Social a un trabajador que sufrió la amputación de tres dedos al quedársele atrapada una mano cuando limpiaba una máquina trituradora de carne.

Según la sentencia del juzgado de lo Penal número 8 de Alicante, a la que ha tenido acceso Efe, el condenado era uno de los encargados de la mercantil y se le impone un año de cárcel por un delito contra el derecho de los trabajadores.

Además, le obliga a indemnizar al trabajador con 209.115,25 euros por la amputación de los dedos y el perjuicio en la movilidad de la mano derecha, a lo que le suma 21.400 más por los gastos médicos, además de los intereses legales y de las costas procesales.

Los hechos ocurrieron el 20 de agosto de 2008 en la empresa donde el condenado actuaba como administrador solidario, encargado y también trabajador.

Ese día, el accidentado recibió orden de limpiar la máquina trituradora de la carne pese a que carecía de los dispositivos de seguridad preceptivos y a que no se dotó al trabajador de los equipos de protección necesarios ni se le ofreció por parte de la mercantil formación teórico-práctica suficiente y adecuada para la tarea.

Mientras limpiaba, la mano derecha se le quedó atrapada en el interior de la trituradora, lo que le provocó la amputación de tres dedos y una grave limitación de la movilidad de esa extremidad, que no podrá usar en el futuro para actividades laborales.

El trabajador fue tratado en la clínica especializada, con unos gastos de 23.400 euros -de los que el acusado ya abonó 2.000-, y estuvo 73 días hospitalizado y 241 de incapacidad.

Durante la vista oral, el acusado negó que la máquina careciera de dispositivos de seguridad y adujo que lo que ocurrió era que el accidentado no llegó a desenchufarla.

También alegó que no existía relación laboral debido a que la víctima hacía trabajos "por amistad".

Sin embargo, el juez considera probado que el empleado no recibió la misma formación que sí tuvieron otros trabajadores y refleja que la Inspección de Trabajo observó que había "falta de dispositivos de seguridad en la máquina picadora".

En cuanto a la relación laboral, el juez da por bueno el informe de la misma Inspección sobre que desde hacía, al menos, varios meses.




FacebookTwitterLinkedIn

¿Quieres recibir las alertas de publicación de Prevention world? Apúntate!!


Deja un comentario

Relacionados

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
Prevention world
Prevention World