Prevention World

La pérdida auditiva es uno de los riesgos laborales más frecuentes

La pérdida auditiva es uno de los riesgos laborales más frecuentes

Algo más de un 30% por ciento de los trabajadores españoles muestran una pérdida auditiva, de hecho hasta un 56 por ciento de las recomendaciones sobre el puesto de trabajo que se hacen a los trabajadores en los reconocimientos están relacionados con la protección auditiva, según un informe realizado por la Sociedad de Prevención de Fremap.

"El resultado de las audiometrías realizadas nos confirma que muchos trabajadores presentan deficiencias de audición en alguno o en ambos oídos causadas, probablemente, por estar sometidos a un ruido excesivo en su puesto", explica el director del área de Medicina de Trabajo de Prevención Fremap, José Manuel Gómez López.

En este sentido, Gómez López explica que "el objetivo de esta investigación es conocer el estado de salud de los trabajadores y, de este modo, concienciar a la sociedad y a las empresas de la utilidad de realizar reconocimientos médicos periódicamente para llevar una vida más saludable".

La mayor parte de las recomendaciones que se hacen a los trabajadores en los reconocimientos (un 56%) están relacionados con la protección auditiva. En cuanto a los análisis de audición realizados durante el pasado año, se realizaron 702.990 audiometrías, de las que un 32,58% dieron un resultado anormal en la exploración, lo que significa que esas personas han tenido una pérdida auditiva.

Para el Dr. Gómez los problemas de audición son uno de los riesgos más frecuentes a los que están expuestos los trabajadores: "El resultado de las audiometrías realizadas nos confirma que muchos trabajadores presentan deficiencias de audición en alguno o en ambos oídos causadas, probablemente, por estar sometidos a un ruido excesivo en su puesto. El límite recomendable en un entorno laboral no debe de superar los 80 decibelios (A) y en muchos casos nuestros técnicos detectan que una gran parte de los centros de trabajo están por encima de ese rango, lo que puede causar lesiones en el oído."

La exposición durante ocho horas diarias a ruidos por encima de 85/90 dB es peligrosa para el oído. Si la exposición no es continuada el oído es capaz de recuperarse después de unas horas lejos de esos niveles, pero tras más de 12 meses en los que el trabajador está expuesto permanentemente a esos niveles de ruido, la recuperación no es completa, ya que daña las células ciliadas de la cóclea, parte del oído interno, lo que podría llegar a provocar incluso sordera.

Otro de los factores destacados en el estudio son las alteraciones en la visión de los trabajadores: un 22% tenían problemas de visión (presbicia, astigmatismo o miopía), a pesar de que el 52% de los analizados tenían la agudeza visual corregida.

De los 812.000 reconocimientos médicos laborales que realizó Prevención Fremap en 2014, el 85% eran de tipo periódico, un 11% por inicio del trabajo, un 1,1% por embarazo, un 0,6% por retorno al trabajo tras una baja y solo un 0,1% por cambio de puesto de trabajo que exija una revisión de las aptitudes.

El 95% de los trabajadores fueron considerados APTOS para desempeñar sus funciones y el 5% restante fue declarado "apto con limitaciones", "incompleto no valorable", "no apto temporal", etc. y solo un 0,08% fue declarado "NO APTO".

 




FacebookTwitterLinkedIn

¿Quieres recibir las alertas de publicación de Prevention world? Apúntate!!


2 pensamientos en “La pérdida auditiva es uno de los riesgos laborales más frecuentes

  1. perfilFOT LEE

    Podrian decir cuantas sospechas de enfermedad profesional (EEPP) han cursado des del servicio de prevención de Fremap? Mi experiencia és que normalmente sólo se recomienda revisar audición por el medico de la seguridad social, pero no comunican la sospecha de la EEPP aunque estan obligados a ello por el art. 5 del RD 1299/2006 “Artículo 5. Comunicación de enfermedades que podrían ser calificadas como profesionales. Cuando los facultativos del Sistema Nacional de Salud, con ocasión de sus actuaciones profesionales, tuvieran conocimiento de la existencia de una enfermedad de las incluidas en el anexo 1 que podría ser calificada como profesional, o bien de las recogidas en el anexo 2, y cuyo origen profesional se sospecha, lo comunicarán a los oportunos efectos, a través del organismo competente de cada comunidad autónoma y de las ciudades con Estatuto de Autonomía, a la entidad gestora, a los efectos de calificación previstos en el artículo 3 y, en su caso, a la entidad colaboradora de la Seguridad Social que asuma la protección de las contingencias profesionales. Igual comunicación deberán realizar los facultativos del servicio de prevención, en su caso.”

  2. Pingback: La pérdida auditiva es uno de los riesgos laborales más frecuentes – Soy Prevencionista

Deja un comentario

Relacionados

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
Prevention world
Prevention World