Prevention World

Los trabajadores de ambulancias denuncian la falta de medios y protocolos frente al coronavirus en Canarias

Los trabajadores de ambulancias denuncian la falta de medios y protocolos frente al coronavirus en Canarias

La Unión General de Trabajadores (UGT) en Canarias ha denunciado ante la Inspección de Trabajo a la empresa Aeromédica y a la entidad pública Gestión Gestión de Servicios para la Salud y Seguridad en Canarias (GSC) al constatar la falta de medios materiales adecuados y de protocolos de actuaciones para el personal de ambulancias contra el coronavirus en Gran Canaria. A esta actuación se han sumado posteriormente representantes de los trabajadores de transporte sanitario de la Central Sindical Independiente (C-SIF), la Unión Sindical Obrera (USO) y Comisiones Obreras (CC.OO), al comprobar que la situación también se producía al sur de Tenerife.

En concreto, UGT asegura que el equipo de protección individual (EPI) -mascarillas, guantes, protectores oculares o batas impermeables- que debe entregar GSC y que tienen a su disposición los sanitarios en las ambulancias adjudicadas a Aeromédica -en un concurso vencido desde 2015 (prórrogas incluidas) y anulado por el TSJC-, es inadecuado o directamente inexistente. Esto contraviene lo dispuesto en el procedimiento de actuación para los servicios de prevención de riesgos frente a la exposición al coronavirus del Ministerio de Sanidad, que cataloga a los trabajadores de ambulancias como “personal de riesgo” y establece que el EPI debe estar certificado en base al reglamento de la Unión Europea.

Además, el responsable del sector de Transporte Sanitario de UGT en Canarias, Iván Amador, critica que los trabajadores se vean obligados a desinfectar los vehículos a pesar de carecer de los conocimientos y los materiales necesarios para ello, dado que la empresa no realiza esta función de forma periódica para evitar la expansión del COVID-19 entre el propio personal y los pacientes. Y el propio convenio colectivo no recoge esta tarea para los técnicos en transporte sanitario.

El sindicato añade en su escrito de denuncia contra GSC que la empresa pública no informa de forma protocolaria a los sanitarios de las ambulancias de Aeromédica cuando deben actuar ante posibles casos positivos de coronavirus, dejando a los trabajadores en una situación de “indefensión” al no contar con información previa del paciente, ni del material adecuado y obligatorio ni con el vehículo correctamente desinfectado.

Amador, quien también es el responsable del comité de empresa de Aeromédica, señala la “precariedad” en la que los trabajadores de ambulancias deben desempeñar su labor, poniendo como ejemplo situaciones en las que desde el centro de coordinación se envían unidades para un caso de “malestar general, caída en el domicilio o cefalea”, cuando “en realidad se trata de un paciente que presenta síntomas” de coronavirus. “Un traslado sin las medidas protectoras necesarias puede propiciar la propagación del virus, generando más saturación en los centros hospitalarios”, expone.

El coordinador de la Federación de Servicios a la Ciudadanía de CC.OO en el sector de ambulancias, Pedro Moreno, tacha a Aeromédica de “criminal”: el pasado 12 de marzo un conductor de una ambulancia de la empresa alertó a su jefe de base que trasladó a una persona que dio positivo y “sin consulta médica alguna, se le indicó que se tomara la temperatura dos veces al día y que, mientras no tuviera síntomas, se mantuviera en su puesto de trabajo”. El sindicato añade que se ha producido una situación simular con otros tres trabajadores.

En el mismo sentido que UGT, CC.OO ha criticado que no se desinfecten los vehículos y que los trabajadores no puedan contar con el material adecuado. Moreno asegura que el pasado 13 de marzo “el delegado sindical de FSC-CC.OO en Aeromédica se personó en la empresa para exigir que pusiera a disposición de los trabajadores los EPIS para atender a los posibles enfermos, pero la empresa se negó argumentando que el Servicio del 112 no los consideraba necesarios. En ese momento, los trabajadores llamaron al teléfono de la Comunidad Canaria para estos casos, que les indicó que debían abandonar inmediatamente la labor profesional y ponerse en cuarentena”.

Aunque en un principio estas situaciones se limitaban a las ambulancias que Aeromédica tiene en Gran Canaria, los delegados sindicales de C-SIF y USO aseguran que en al sur de Tenerife en los vehículos tampoco se están llevando a cabo las desinfecciones y se envía a los trabajadores a trasladar a pacientes con posibles casos positivos a pesar de que carecen de equipos de protección individual y la empresa ni siquiera les está haciendo llegar “algo tan básico como es el gel hidroalcohólico ni, en su defecto, jabón de manos, como medidas de protección básica, por lo que están llegando los trabajadores a sufrir un alto nivel de estrés”.

El comité de empresa en el sur de Tenerife recuerda que tras el primer caso positivo en Canarias, el 31 de enero, pidió a Aeromédica que dotara a sus unidades y a los trabajadores con los EPIS necesarios. La entidad contestó el 6 de febrero, según los sindicatos, afirmando que se continuarían realizando los protocolos de traslado habituales.

No ha sido hasta este 16 de marzo, cuando C-SIF ha presentado una denuncia similar a la de UGT ante Inspección de Trabajo, cuando la empresa ha enviado a sus trabajadores un mensaje vía WhatsApp para que asistan a un curso de formación que impartirá GSC en un salón de actos de un centro de salud de Tenerife, una acción que “se salta por completo el RD 463/2020 de 14 de marzo, por el que se declara el estado de alarma para la gestión de la situación de crisis sanitaria ocasionada por el COVID-19”, según las organizaciones.

Por todo ello, los sindicatos consideran que se está incumpliendo la normativa vigente en referencia a la Ley 31/1995 de prevención de riesgos laborales y podría constituir un delito contra la salud pública. Así, solicite a la Inspección de Trabajo que obligue a la empresa a cumplir con lo que establece la ley para que se establezca un protocolo, una vigilancia sobre la salud del personal expuesto y material acorde a la normativa.

Este periódico se ha puesto en contacto GSC, que ha afirmado que “cada empresa concesionaria del transporte sanitario urgente y no urgente dispone de su servicio de prevención de riesgos laborales, mediante el cual se establecen las medidas de seguridad que deben cumplir con todos sus trabajadores conforme a las establecidas por las autoridades sanitarias”. Aunque también se le ha preguntado a Aeromédica, la empresa no ha contestado.




FacebookTwitterLinkedIn

¿Quieres recibir las alertas de publicación de Prevention world? Apúntate!!


Deja un comentario

Relacionados

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
Prevention world
Prevention World