Prevention World

Inspección de Trabajo multa a Metro por no realizar controles médicos obligatorios por el amianto

Inspección de Trabajo multa a Metro por no realizar controles médicos obligatorios por el amianto

La Inspección de Trabajo ha sancionado a Metro de Madrid con 30.000 euros por no realizar exámenes médicos obligatorios a todos sus empleados para determinar si están afectados por la exposición prolongada al amianto existente todavía en la red pública de transporte. En el último año el Instituto Nacional de Seguridad y Salud ha reconocido a cuatro operarios de mantenimiento de los trenes y las escaleras mecánicas -dos de ellos ya fallecidos-la enfermedad profesional de la asbestosis por la inhalación del polvo que desprenden un mineral cancerígeno cuya utilización está prohibida en España desde 2001.

Según confirman en el suburbano, su intención es recurrir la multa porque entienden que no se puede imponer a las 6.800 personas que componen la plantilla que se sometan a pruebas diagnósticas cuando «no hay ninguna certeza» de que la mayoría de ellas hayan estado en situación de peligro de padecer una dolencia pulmonar por esta circunstancia. «Los que se negaran a hacerlo incurrirían en una infracción grave que podría llegar incluso al despido», argumenta un portavoz de la compañía.

La Ley de Prevención de Riesgos Laborales vigente en España regula en su artículo 22 que los empresarios tienen que poner a disposición de sus empleados una «vigilancia periódica de su estado de salud en función de los riesgos inherentes» a su puesto que solo puede llevarse con «consentimiento» del afectado. Tal y como recoge la normativa, la excepción a este carácter voluntario es que exista «peligro para él mismo, para los demás trabajadores o para otras personas relacionadas con la empresa o cuando así esté establecido en una disposición legal en relación con la protección de riesgos específicos y actividades de especial peligrosidad».

En Metro argumentan que en su caso no se da ninguna de estas circunstancias porque «hay más indicios de que no ha habido exposición al amianto que de que la ha habido», ya que aseguran que todas las mediciones que se han realizado en los últimos meses «han sido negativas». Una de las pruebas realizadas recientemente, explican, ha sido la dotación de oxímetros para medir la calidad del aire portados por 15 personas durante sus jornadas laborales de 7,5 horas y que, aseguran, tampoco han detectado anomalías.

Tras confirmarse hace un año el primer caso de una persona con enfermedad profesional por el amianto, que falleció la semana pasada, el suburbano estableció un colectivo de riesgo en la plantilla formado por 917 trabajadores a los que recomienda someterse a una vigilancia anual específica para descartar posibles enfermedades relacionadas con esta patología. En él se incluyen los operarios de mantenimiento de los trenes, de reparación de las escaleras mecánicas y de señalización, según precisan en la empresa.




FacebookTwitterLinkedIn

¿Quieres recibir las alertas de publicación de Prevention world? Apúntate!!


Deja un comentario

Relacionados

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
Prevention world
Prevention World