• Autor de la entrada:
  • Categoría de la entrada:Noticias
  • Tiempo de lectura:2 minutos de lectura

En 30 horas han muerto en Cataluña siete personas a causa de accidentes laborales. Vaya por delante que, bajo cualquier circunstancia, siempre es negativo que se produzca un evento de estas características, pero el dato citado es inquietante, además de poner en entredicho la política de prevención al respecto.

La verdad es que esa política de prevención parece que sólo se activa cuando sucede algo como lo ocurrido ahora. Por ejemplo, ¿por qué no funciona la mesa de seguridad en la construcción? Es todo un dato sobre el sector que arroja los más altos índices de siniestralidad laboral.

Si esto ocurre en la construcción, en el resto de sectores la situación es aún peor. ¿Y la inspección? ¿Tiene los medios suficientes? Por lo demás, los sindicatos tienen razón cuando denuncian las condiciones de precariedad laboral que se producen -de hecho habría que decir que se acentúan- durante el verano. Para suplir las bajas por vacaciones, abunda la subcontratación, el exceso de horas y el empeoramiento de las condiciones de trabajo. Pero esto ocurre porque la Administración lo permite o, al menos, no lo impide. Bienvenidas sean todas estas reuniones que se van a realizar ahora, después de que en 30 horas ha habido siete muertos.

Pero sería mejor que se aplicara cada día una adecuada política de prevención que impidiera esas degradadas condiciones de trabajo que denuncian los sindicatos y que están en el origen de muchos de los accidentes laborales que están ocurriendo. Una sociedad moderna no puede aceptar impasible estos índices de siniestralidad.

0 0 votos
Valoración

El Mundo

Este contenido ha sido publicado en la sección Noticias de Prevención de Riesgos Laborales en Prevention world.

Suscribirme
Notificar de
guest
0 Comentarios
Inline Feedbacks
Ver todos los comentarios