• Autor de la entrada:
  • Categoría de la entrada:Noticias
  • Tiempo de lectura:4 minutos de lectura

Dos trabajadores fallecieron ayer en sendos accidentes laborales en Granada y Málaga mientras participaban en obras en infraestructuras públicas. Un operario que trabajaba en la autovía del Mediterráneo, A-7, en la provincia de Granada murió al desplomarse una viga de 155 toneladas en el momento en que estaba siendo colocada, al tiempo que tres de sus compañeros resultaron heridos tras el accidente y tuvieron que ser hospitalizados, uno de ellos en estado grave, según confirmaron fuentes sanitarias.

El mismo trágico final tuvo el siniestro que se produjo por la tarde en Álora (Málaga), cuando un trabajador participaba en la construcción de uno de los túneles del AVE entre Córdoba y Málaga.

El suceso de Granada se produjo alrededor de las doce y media de la mañana en la zona del túnel del Acebuchal, en el término municipal de Polopos. Según los testimonios de algunos de los compañeros de la víctima, en el momento en el que ocurrió el mortal accidente, dos grandes grúas sujetaban la viga, que iba a ser colocada sobre dos pilares para continuar la conexión de un nuevo tramo de la autovía. Por causas que están siendo investigadas, uno de los extremos se soltó y la viga, de 64 metros de largo, se desplomó sobre el suelo.

Según aseguraron fuentes de la empresa de las grúas, el accidente se produjo una vez finalizada la operación de ensamblaje.

La víctima, José Villegas, un obrero de 36 años natural de Almería y que se había casado en mayo, se encontraba sobre la viga, sujeto a la misma con un arnés, cuando ocurrió el fatal accidente, al igual que los otros tres compañeros heridos. Tanto la víctima como el herido de mayor gravedad se encontraban en la zona de la estructura más afectada por la caída, mientras que los heridos menos graves estaban en la que resultó menos deteriorada.

El trabajador que sufrió heridas más graves, traumatismos craneoencefálico y torácico, fue atendido por el Servicio de Emergencias Sanitarias del 061 y trasladado al Hospital Santa Ana de Motril. Se trata, según informó la Guardia Civil, de un hombre de 45 años de nacionalidad rumana que responde a las iniciales de V.P.. Los otros dos heridos, B.C.S., de 33 años, y P.R.P., de 39, se fracturaron un tobillo y tras ser atendidos fueron dados de alta.

Hasta la zona del suceso se desplazaron agentes de la Guardia Civil, varias ambulancias del 061 y una dotación de bomberos del Parque de Motril, que no llegó a intervenir.

También un hombre de 43 años falleció ayer como consecuencia de un accidente laboral en el término municipal de la localidad malagueña de Álora, cuando trabajaba en las obras de construcción de uno de los túneles de la línea ferroviaria del AVE que une Córdoba y Málaga.

Según informaron fuentes del Servicio de Emergencias 061, el suceso se produjo sobre las 18.30 en el Paraje conocido como Cortijo El Quinto por causas desconocidas al cierre de esta edición. No obstante, las primeras investigaciones apuntan a que el operario quedó atrapado entre dos vagonetas.

Hasta el lugar de los hechos, según las mismas fuentes, se trasladaron una unidad de urgencias del Centro de Salud de Alora y un helicóptero del Servicio de Emergencias 061, cuyos efectivos, que realizaron al finalmente fallecido trabajos de asistencia cardio-pulmonar, no pudieron hacer nada por su vida.

Mientras, en Maracena (Granada) fue enterrado en la tarde de ayer el joven de 29 años que perdió la vida el pasado jueves cuando trabajaba en las obras de reasfaltado de la A-92, al que asistieron numerosos vecinos del fallecido.

0 0 votos
Valoración

Diario de Jerez

Este contenido ha sido publicado en la sección Noticias de Prevención de Riesgos Laborales en Prevention world.

Suscribirme
Notificar de
guest
0 Comentarios
Inline Feedbacks
Ver todos los comentarios