Prevention World

Fumar al volante, ¿riesgo para la seguridad vial?

Fumar al volante, ¿riesgo para la seguridad vial?

Un tercio de los accidentes de tráfico se deben a distracciones, muchas de ellas por el uso del móvil, una conducta que la DGT estudia sancionar con hasta 6 puntos. Prohibir que se fume al volante no está previsto a pesar de los datos: encender un cigarrillo hace que se conduzca a ciegas durante más de 100 metros.

"Fumar mientras se conduce es un factor de riesgo vial", recalca a Efe el doctor Fernando Pérez Torralba, presidente de la Sociedad Española de Medicina de Tráfico (SEMT).

Y es que el consumo de tabaco constituye un elemento de distracción para la conducción de vehículos; solo hay que repasar las acciones que se llevan a cabo cuando se quiere fumar, desde sacar el cigarrillo de la cajetilla, encenderlo, dejar la ceniza en el cenicero o apagarlo.

Demasiados movimientos aunque generalmente se hagan inconscientemente, pero suponen un tiempo durante el cual el conductor tiene sus manos ocupadas, advierten desde la SEMT, una sociedad científica que desde 1998 se dedica a la prevención de las lesiones por accidentes de circulación.

"Se trata de concienciar y sensibilizar a los conductores para que al manejar ese arma maravillosa que nos da tanta libertad como es el vehículo lo haga con seguridad, porque si se utiliza mal es un arma mortal para él, para sus familiares y amigos y para otros usuarios de la vía", afirma el doctor Pérez Torralba.

Según diversos estudios de investigación, fumar mientras se conduce multiplica por 1,5 el riesgo de sufrir un accidente.

Además, en encender un cigarrillo se tarda una media de 4 segundos. A 100 kilómetros por hora habremos recorrido 113 metros -una extensión superior a la un campo de fútbol-, sin la atención plena en la carretera.

"Cuando se fuma, con la mano que se sostiene el cigarrillo no se puede sujetar bien el volante. Y no digamos cuando se tiene que cambiar de marcha. Si en ese momento hay que hacer una maniobra evasiva por algún motivo lo más seguro es que se vaya contra otro coche o se salga de la vía", advierte este experto.

En un estudio realizado en 8 centros de salud de Zaragoza, en el que participaron 1.214 conductores de entre 25 y 65 años de edad, sobre la asociación entre consumo de tabaco y accidentes de tráfico "no fatales", se constató que el riesgo en no fumadores era del 7 %, en fumadores que no fuman conduciendo, del 12 %; y en los que sí fuman al volante, del 17 %.

A la distracción por la propia acción de fumar y la preocupación por la caída de la ceniza, hay que sumar el efecto del humo del tabaco en el interior del vehículo: en conducciones largas con 2-3 fumadores se puede reducir la visibilidad hasta en un 20 %.

Además, puede aumentar entre un 7 y un 11 % la concentración de carboxihemoglobina (COhb), una proteína resultante de la unión de la hemoglobina con el monóxido de carbono (CO) que se inhala al fumar, y que también tiene consecuencias en la percepción visual, en la habilidad manual y en los reflejos, explica el doctor.

Cuando se habla de tabaco y conducción, la pregunta que surge es: ¿Cómo se le va a prohibir fumar a un conductor que va solo en su coche?

"En la carretera no va solo y si se distrae puede tener un accidente y matar a dos o tres personas del coche que viene de frente, que no tienen ninguna culpa de se haya distraído por culpa del tabaco", señala el presidente de la SEMT.

A pesar de los datos, la Dirección General de Tráfico (DGT) no tiene prevista ninguna medida al respecto, aunque fuentes de este organismo reconocen a Efe que fumar mientras se conduce es "peligrosísimo", toda vez que supone una distracción que puede provocar accidentes.

Pero, ¿Cómo está regulado en otros países?

Colombia es que el que tiene la legislación más restrictiva, ya que prohíbe fumar a los conductores bajo sanción.

En Inglaterra y Gales se prohíbe fumar a cualquier pasajero si en el vehículo viajan menores o mujeres embarazadas, una prohibición que la SEMT, la Sociedad Española de Médicos de Atención Primaria (Semergen) y la Sociedad Española de Neumología y Cirugía Torácica solicitaron para España a la DGT hace dos años.

En Holanda está prohibido cuando el coche es el lugar de trabajo y en algunos estados de Estados Unidos como California, Kentucky y Virginia no se puede fumar con menores en el coche.




FacebookTwitterLinkedIn

¿Quieres recibir las alertas de publicación de Prevention world? Apúntate!!


Deja un comentario

Relacionados

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
Prevention world
Prevention World