Prevention World

Enfermeros piden más medidas de seguridad para usar fármacos biopeligrosos

Enfermeros piden más medidas de seguridad para usar fármacos biopeligrosos
 

El Grupo de Trabajo de Salud Laboral del Consejo de Enfermería de la Comunidad Valenciana (CECOVA) remitió un comunicado a la Conselleria de Sanidad en el que solicitaba que tomara medidas para evitar los problemas derivados de la manipulación de los fármacos biopeligrosos entre el personal sanitario.

«Ante la noticia de la investigación por parte de Fiscalía por posible mal uso de fármacos biopeligrosos en el Clínico de Valencia -publicada por EL MUNDO- solicitamos a la Conselleria de Sanidad que implante las medidas de seguridad necesarias para la manipulación de los tres grupos de medicamentos peligrosos», según se exponía en su escrito.

Desde el CECOVA se mostró un absoluto rechazo a la manipulación de medicamentos peligrosos fuera de las unidades de farmacia, y se exigió su revisión o retirada. Desde el Consejo de Enfermería se criticó el procediemiento porque permite, en la práctica, «ordenar la preparación de medicamentos biopeligrosos en cualquier sala de un hospital simplemente invocando razones de urgencia», aunque el procedimiento no define qué es una urgencia. Para el CECOVA, «estos medicamentos deben prepararse en las unidades de farmacia no exponiendo a enfermería a riesgos innecesarios».

En el comunicado del colectivo enfermero se detalla que la Conselleria admite que la preparación de dichos fármacos debe llevarse a cabo en las unidades de farmacia pero se escuda en que, «la realidad es que en algunos casos, y en algunas situaciones de urgencia, en las que la vida de un paciente puede peligrar y no hay respuesta del paciente a alternativas terapéuticas menos peligrosas o estas no existen, esta preparación se lleva a cabo en unidades distintas de la Farmacia, como UCI, Neurología o Urgencias, por personal de Enfermería».

Por tanto, «desde el Grupo de Trabajo de Salud Laboral informamos de que las enfermeras únicamente deberían preparar tales medicamentos cuando se den estas dos circunstancias: que de modo objetivo peligre la vida del paciente o que no exista alternativa terapéutica menos peligrosa».

El CECOVA ha establecido un catálogo con los tres tipos de fármacos peligrosos. Por un lado recoge los antineoplásicos, sustancias que impiden el desarrollo, crecimiento o proliferación de células tumorales malignas. Son los tratamientos que se aplican en la quimioterapia. Fármacos con efectos tóxicos y cancerígenos.

Un segundo grupo al que pertenecen los fármacos no antineoplásicos que cumplen uno o más de los criterios de NIOSH para ser considerados peligrosos, «además algunos de estos medicamentos también pueden suponer un riesgo para la reproducción; en esta lista se encuentran algunos anticonvulsivos, antivirales, hormonas e inmunodepresores que se administran tanto en pacientes de UCI como en el caso de pacientes trasplantados. Estos tienen potenciales efectos tóxicos, mutágenos y cancerígenos».

En el tercer grupo se encuentran medicamentos que plantean un riesgo principalmente para la reproducción de hombres y mujeres que están tratando activamente de concebir y mujeres que están embarazadas o amamantando, ya que algunos de estos medicamentos pueden estar presentes en la leche materna; en este grupo encontramos fármacos biotecnológicos, hormonas, antipsicóticos, etc., que son potencialmente mutágenos, y que pueden generar anomalías en los fetos de las madres expuestas.

 




FacebookTwitterLinkedIn

¿Quieres recibir las alertas de publicación de Prevention world? Apúntate!!


Deja un comentario

Relacionados

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
Prevention world
Prevention World