Prevention World

El estrés laboral eleva un 50% el riesgo de enfermedad cardiaca

El estrés laboral eleva un 50% el riesgo de enfermedad cardiaca

El estrés laboral incrementa de forma notable el riesgo de sufrir una cardiopatía isquémica. Un estudio llevado a cabo por investigadores de la Facultad de Salud y Bienestar de la Universidad de Jönköping (Suecia), las personas que padecen estrés laboral tienen un riesgo un 48% superior de padecer fibrilación auricular y, por tanto, una mayor probabilidad de acabar sufriendo un infarto o un ictus.

La fibrilación auricular es una enfermedad caracterizada por unos latidos descoordinados de las aurículas del corazón, lo que provoca un ritmo cardiaco rápido e irregular. Una enfermedad que, a día de hoy, se corresponde con la arritmia cardiaca más frecuente, llegando a afectar a un 4,3% de los españoles mayores de 40 años –el 3,9% de las mujeres y el 4,7% de los varones–. Una situación a tener muy en cuenta dado que este tipo de arritmia se asocia con un mayor riesgo de distintas enfermedades cardiovasculares, caso de la insuficiencia cardiaca, los ictus, los infartos agudos de miocardio y los episodios de muerte súbita.

En el estudio, los autores siguieron durante un promedio de 5,7 años la evolución de 13.200 trabajadores que, sin historial de insuficiencia cardiaca, infarto de miocardio o fibrilación auricular, habían respondido a distintos cuestionarios sobre su salud, hábitos de vida y condiciones laborales con motivo de su participación en la Encuesta Ocupacional Longitudinal de Salud de Suecia (SLOSH) en el año 2006, 2008 o 2010. Las empresas deben programar descansos y escuchar las propuestas de sus empleados sobre cómo mejorar su trabajo y el entorno laboral

Concretamente, el estrés en el trabajo se definió como el desempeño de una ocupación en la que se combinaban una alta demanda psicológica y un bajo control sobre la situación laboral. Y para evaluar el grado de estrés o ‘tensión’ laboral, la encuesta incluyó cinco preguntas sobre el nivel de demanda y seis sobre el grado de control, entre otras: ‘¿Tiene que trabajar muy duro o muy rápido?’, ‘¿Tiene tiempo suficiente para completar las tareas asignadas?’, ‘¿Su trabajo es más o menos monótono?’ y ‘¿Puede decidir qué hacer en su trabajo y cómo hacerlo?’.

Durante el seguimiento se diagnosticaron un total de 145 casos de fibrilación auricular. Y de acuerdo con los resultados, sentirse estresado en el trabajo aumentó en hasta un 48% el riesgo de desarrollar este tipo de arritmia cardiaca.

Y, ¿cuáles son los trabajos que provocan estrés? Pues como recoge la definición contemplada en el estudio, aquellos en los que el trabajador se siente psicológicamente exigido y apenas tiene control sobre la manera de llevarlo a cabo. Y entre otros oficios, los autores citan a los trabajadores en las cadenas de montaje de las fábricas, los conductores de autobús y el personal de Enfermería.

Como indica la directora de la investigación, «necesitamos gente que desempeñe estos trabajos, pero los empleadores pueden ayudar al asegurarse de que el personal cuenta con los recursos necesarios para completar las tareas asignadas. Los jefes deberían programar descansos y escuchar las propuestas de los empleados sobre cómo mejorar su trabajo y el entorno laboral».




FacebookTwitterLinkedIn

¿Quieres recibir las alertas de publicación de Prevention world? Apúntate!!


Deja un comentario

Relacionados

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
Prevention world
Prevention World