Prevention World

Depresión postvacacional y vuelta al trabajo

Depresión postvacacional y vuelta al trabajo

Con el fin de las vacaciones llega la vuelta al trabajo, y algunas personas llevan la vuelta a la rutina francamente mal, esto les puede afectar a la hora de reincorporarse en el trabajo, este malestar se llama depresión postvacacional.

Relata Elisa García, experta y psicóloga de El Prado Psicólogos que «la depresión postvacacional se enmarca dentro de un trastorno adaptativo, no es un trastorno clínico como tal, sí es cierto que tiene síntomas físicos y mentales en algunas ocasiones, pero sólo sucede cuando la vuelta a la rutina laboral se convierte en algo estresante, que implica un sobreesfuerzo y una sensación de alta demanda».

Respecto a cómo se puede llegar a producir este tipo de depresión, la psicóloga detalla que «una vuelta al trabajo que se hace más dura de lo debido o un periodo estresante que se percibe fuera de lo normal con un cambio de horarios y rutinas al que nos hemos desacostumbrado en las vacaciones, lo que supone una presión añadida, un desgaste emocional y en definitiva, un proceso de ansia que supone la reincorporación al trabajo».

«Una depresión como tal supone unos criterios clínicos que tienen que ver con una temporalidad, una periodicidad, también con una afectación al resto de áreas de la vida, la depresión postvacacional se centra en el área laboral únicamente, en cambio la depresión abarca la laboral, la personal, la conyugal, la familiar y todo el espectro de diferentes áreas y aspectos de la vida», matiza García.

La manera en cómo se manifiesta, detalla la psicóloga, «comienza desde antes a la reincorporación al trabajo, cuando ya se puede empezar a sentir cierta ansiedad, un desgaste emocional, una baja motivación por la vuelta al trabajo e incluso miedo a ser desbordado por las tareas del trabajo cuando antes las tenías controladas. Sin embargo, los síntomas pueden ser muy variados dependiendo de cada persona, pero sobretodo lo que acarrea principalmente es desmotivación, ansiedad y tristeza».

Respecto a cuánto tiempo suele durar el síndrome de depresión postvacacional, la experta declara que «lo normal no debería sobrepasar los quince días, más de dos semanas puede significar que probablemente haya algo que esté fallando en nuestro entorno laboral que nos esté afectando y esté más allá del estrés postvacacional».

«Si ocurre que estos síntomas se suelen dar todos los años por las mismas fechas, la propia persona sabrá que puede sufrir estos episodios, lo mejor para esas personas es preparar una rutina, tratar de no volver el último día de vacaciones a casa, organizar los horarios de la vuelta al trabajo, tener una pequeña toma de contacto (como revisar el correo electrónico de la empresa), y así llevarlo con más calma. Hay gente que la noche antes de la vuelta al trabajo es incapaz de dormir, como los niños con la vuelta al colegio, para ello tambien es recomendable comenzar a hacer deporte y cuidar la alimentación, en definitiva, el autocuidado es la clave, mentalizarse de que la vuelta va a llegar y no evitarlo al máximo hasta el día antes y que luego nos caiga como un jarro de agua fría al volver al trabajo» concluye la psicóloga Elisa García.




FacebookTwitterLinkedIn

¿Quieres recibir las alertas de publicación de Prevention world? Apúntate!!


Deja un comentario

Relacionados

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
Prevention world
Prevention World