• Autor de la entrada:
  • Categoría de la entrada:Noticias
  • Tiempo de lectura:3 minutos de lectura

Los trabajadores por cuenta propia sufrieron 69.035 accidentes en sus empleos durante los seis primeros meses del año, lo que supone un incremento del 5,4 por ciento respecto a los 65.327 del mismo periodo del ejercicio anterior. El aumento fue mucho más dramático en el apartado entre los accidentes mortales. Entre enero y junio, 77 autónomos perdieron la vida en su trabajo, tres fallecimientos más que en el primer semestre de 2005.

El comportamiento de la siniestralidad figura en un informe de la Federación Nacional de Asociaciones de Trabajadores Autónomos (ATA). Sus responsables recuerdan que en el mismo periodo del año anterior se produjo un descenso y apuntan que este incremento les obliga a pensar que algo no se está haciendo bien en materia de prevención de riesgos.

Entre enero y junio se produjeron 77 muertes en el trabajo mientras que hace un año se habían contabilizado 74. En todas las comunidades se produjeron bajas, pero Andalucía con 13 muertes y Cataluña con 12 fueron las comunidades en las que hubo que lamentar más pérdidas. Por el contrario, Ceuta y Melilla y Murcia sólo sumaron un fallecimiento a la trágica lista y País Vasco, Madrid, Murcia, Comunidad Valenciana y Castilla y León lograron reducir el número de muertes.

Si hubiera que hacer un perfil de los accidentados, sus rasgos serían los de un hombre (73 por ciento, frente al 27 por ciento de las mujeres) entre los 36 y los 54 años (45,8 por ciento del total) que trabaja en la construcción (24,1 por ciento y 16.637 accidentes). También podría ser un empleado de comercio, sector que aglutinó el 19,4 por ciento de los accidentes, o del transporte con el 16,3 por ciento.

Pese al repunte de los accidentes, cinco comunidades lograron reducir su cifra de percances laborales de autónomos. La Rioja, con 420, fue la comunidad donde más descendieron, ya que registró una caída del 10,7 por ciento. Le siguen Castilla y León con un recorte del 8 por ciento (3.642 accidentes) , Ceuta y Melilla con un 4,3 por ciento menos (138 accidentes), Murcia con un retroceso del 3,9 por ciento (1,724 accidentes) y la Comunidad Valenciana donde la reducción de los siniestros fue del 1,4 por ciento (6.263 accidentes).

Sin embargo, fueron ocho las comunidades en las que el incremento superó el promedio nacional. A la cabeza de ellas estuvo Baleares donde se contabilizaron 2.222 percances laborales que suponen una subida del 16,2 por ciento. Le siguen Aragón, que registró un aumento del 10,8 por ciento (2.609 accidentes), País Vasco con un 8,4 por ciento (4.628), Madrid con un 6,9 por ciento (8.470), Navarra (1.032), Extremadura (1.605) y Asturias (1.781) con un 6,4 por ciento, y Castilla La Mancha donde aumentaron un 6,1 por ciento (3.309).

0 0 votos
Valoración

Terra España

Este contenido ha sido publicado en la sección Noticias de Prevención de Riesgos Laborales en Prevention world.

Suscribirme
Notificar de
guest
0 Comentarios
Inline Feedbacks
Ver todos los comentarios