Cuatro de cada diez trabajadores admiten que su empleo afecta a su salud, según una encuesta

El puesto de trabajo puede desencadenar deterioros de la salud mental y física.
estrés laboral

El puesto de trabajo puede desencadenar deterioros de la salud mental y física. La investigación revela a su vez que cuatro de cada diez trabajadores reconoce que el trabajo afecta directamente a su salud.
Estos datos van en línea con los últimos publicados por la Agencia Europea para la Seguridad y la Salud en el Trabajo, que aducen a que el 47% de españoles creían que el estrés laboral aumentaría en los próximos cinco años.

España se sitúa en la media del resto de países europeos, pero los nórdicos destacan con porcentajes sumamente inferiores ante las perspectivas de incremento del estrés en sus organizaciones.
Y es que en los últimos años están apareciendo en el mercado nuevos riesgos psicosociales, relacionados con el modo en que se diseña, organiza y gestiona el trabajo, pero también con la situación y el contexto económico donde se desarrolla dicho trabajo.

Es decir, la coyuntura actual puede provocar un aumento del nivel de estrés en los trabajadores, lo que puede llevar a un grave deterioro de la salud mental y física.

Pero, ¿se puede decir si un empleo es estresante de por sí? Según Fátima del Hoyo, responsable de Prevención de Riesgos Laborales en Randstad, no tiene por qué.

Depende de cómo cada trabajador viva la situación y de qué medidas tome la empresa ”No podemos hablar de sectores ni puestos más estresantes, depende de cómo cada trabajador viva la situación y de qué medidas tome la empresa en prevención de riesgos”, explica. 

“Con carácter general los estresores existen en todos los puestos de trabajo y depende de los recursos que los trabajadores tengan a su disposición que se convierta en un problema para la salud o no”, según del Hoyo.

Facebook0Google+1Twitter0LinkedIn0





Deja un comentario

Relacionados