Vias de circulacion II

Las superficies de trabajo son por estos motivos origen de un gran número de accidentes laborales, principalmente las caídas al mismo nivel, que representan aproximadaente un 10 % del total de accidentes con baja registrados en España anualmente.
Vias de circulacion II

Las superficies de trabajo son por estos motivos origen de un gran número de accidentes laborales, principalmente las caídas al mismo nivel, que representan aproximadaente un 10 % del total de accidentes con baja registrados en España anualmente.

2. Medidas preventivas contra caídas al mismo nivel y golpes o choques contra elementos diversos en las superficies de trabajo.

· Agentes materiales

Vías de circulación

Por razones de seguridad se deberán separar siempre que sea posible las vías reservadas a los peatones de las reservadas a vehículos y medios de transporte.

Las vías de circulación de los lugares de trabajo tanto las situadas en el exterior de los edificios y locales como en el interior de los mismos, incluidas las puertas, pasillos, escaleras, escaleras fijas, rampas y muelles de carga, deberán poder utilizarse conforme a su uso previsto, de forma fácil y con total seguridad para los peatones o vehículos que circulen por ellas y para el personal que trabaje en sus proximidades.

El número, situación, dimensiones y condiciones constructivas de las vías deberán adecuarse al número potencial de usuarios y a las características de la actividad y del lugar de trabajo.

La anchura de las vías por las que puedan circular medios de transporte y peatones deberá permitir su paso simultáneo con una separación de seguridad suficiente.

Las vías de circulación destinadas a vehículos deberán pasar a una distancia suficiente de las puertas, portones, zonas de circulación de peatones, pasillos y escaleras.

Siempre que sea necesario para garantizar la seguridad de los trabajadores, el trazado de las vías de circulación deberá estar claramente señalizado.

De cara a planificar las dimensiones de las vías de circulación se deben tener en cuenta los siguientes parámetros:

Frecuencia de tráfico de vehículos y peatones.

Las dimensiones máximas de los vehículos que vayan a circular por el interior de la empresa.

Las dimensiones máximas de las mercancías que se mueven por la empresa (piezas, cajas, máquinas, etc.)

Dimensiones de las vías de circulación:

La anchura mínima de las vías destinadas a peatones será de 1,20 m. para pasillos principales y de 1 m para pasillos secundarios.

Para las vías exclusivas de vehículos de mercancías, si son de sentido único su anchura deberá ser igual a la anchura máxima del vehículo o carga incrementada en 1 m. Si son de doble sentido su anchura será de al menos dos veces la anchura de los vehículos o cargas incrementada en 1,40 m.La altura mínima de las vías de circulación será la del vehículo o su carga incrementada en 0,30 m.

Para el caso de vías mixtas de vehículos en un sólo sentido y peatonales en doble sentido la anchura mínima será la del vehículo o carga incrementada en 2 m. (1 m por cada lado).

Para el caso de vías mixtas de vehículos en un sólo sentido y peatonales en sentido único la anchura mínima será la del vehículo o carga incrementada en 1 m. más una tolerancia de maniobra de 0,40 m.

Para el caso de vías de doble sentido de vehículos y peatonales la anchura mínima será la de dos vehículos incrementada en 2 m. más una tolerancia de maniobra de 0,40 m.

La separación entre las máquinas y los pasillos no será inferior a 0,80 m, contándose desde el punto más saliente de la propia máquina o de sus órganos móviles.

La unidad de paso para acceder a puntos de máquinas, aunque sea de forma ocasional, requiere una anchura mínima de 0,80 m.

Red de circulación

Las curvas se diseñarán teniendo en cuenta el radio de giro mayor de los vehículos.

Las esquinas deben estar libres de obstáculos para ser visualizadas por el conductor y en caso necesario se instalarán espejos auxiliares.

En las bifurcaciones o cruces se instalarán señales de stop.

En los cruces se deberá establecer una prioridad de paso señalizándose adecuadamente.

Se deben evitar los pasillos transversales que desemboquen directamente sobre una puerta.

En los accesos de vías peatonales a vías de circulación se deberán proteger mediante barandillas señalizadas que impidan el paso directo.

Superficies de trabajo

Las dimensiones mínimas de las superficies de trabajo serán de 2 m2 libres (descontando los espacios ocupados por máquinas, aparatos, instalaciones y materiales) por cada trabajador. En el diseño de los espacios se debe prever un espacio adecuado para los almacenamientos intermedios o los materiales que se procesan o manipulan.

Otros aspectos a considerar en relación con las superficies de trabajo son:

Cambiando el color y la textura de las distintas superficies de trabajo se favorece un mejor control de las caídas y una mejor ordenación y control del espacio de trabajo.

El suelo deberá facilitar su limpieza, evitando la acumulación de suciedad.

El suelo debe poder soportar cuatro veces la carga estática máxima prevista, debida a la maquinaria o herramientas, o la carga dinámica máxima, debida al movimiento o tráfico de vehículos. Se debería indicar por medio de rótulos o inscripciones las cargas que los locales puedan soportar o suspender, especialmente cuando existe la posibilidad de alcanzarse aunque sea ocasionalmente límites inaceptables. La resistencia al desgaste o abrasión se tendrá en cuenta principalmente en caso de mucho tráfico de vehículos y peatones.

La resistencia química se tendrá en cuenta donde hay riesgos de derrames de aceites, disolventes, ácidos, etc.

El suelo debe poder resistir temperaturas extremas a los que pueda verse sometido circunstancialmente; para ello los suelos deberán disponer de juntas de dilatación para evitar fisuras incontroladas.

Reparación

Cuando se deban efectuar reparaciones en alguna zona del suelo en mal estado se deberá en primer lugar acotar las zonas en reparación y señalizarse adecuadamente. El encargado de la reparación deberá controlar las herramientas utilizadas procurando que no se queden en las proximidades del área de reparación sobre todo si es zona de paso.

En los pisos de hormigón, el área dañada habrá que picarla, limpiarla y humedecerla. Luego se rellenará con mortero de cemento con un espesor mínimo de 25 mm; en caso de que el espesor supere los 50 mm se deberá reforzar con malla de alambre o armadura metálica. Los materiales de reparación a partir de resinas epoxi son muy resistentes al desgaste debiéndose aplicar espesores de 3 a 5 mm para ser eficaces.

Limpieza

Cada empleado debería ser responsable de mantener limpio y en condiciones su puesto de trabajo; para ello cada trabajador deberá proceder a la limpieza inmediata de cualquier suciedad que haya en su puesto de trabajo.

Cuando detecte cualquier situación insegura del suelo (agujeros en suelos, derrames, etc.) y no pueda por sus propios medios subsanar la anomalía deberá avisar al departamento correspondiente para que proceda a su limpieza o reparación.

Los trabajadores estarán formados para utilizar los contenedores de recogida de residuos debidamente clasificados.

En cualquier caso el servicio de limpieza deberá dejar limpio cada centro de trabajo con una periodicidad acorde al tipo de actividad desarrollada. La limpieza incluirá los elementos estructurales tales como pasillos y pisos como en torno a las máquinas, equipos de trabajo, instalaciones, etc. cuidando que el suelo o pavimento esté limpio de aceites, grasas y otras sustancias.

Los productos de limpieza no constituirán en sí mismos un nuevo riesgo por ser resbaladizos o agresivos con la superficie a limpiar.

Medios de enlace entre distintos niveles (rampas) y superficies inclinadas o desiguales

Los pisos que se laven frecuentemente con agua deberán tener una inclinación ligera y uniforme del 1 al 2 % hacia el drenaje para asegurar que el agua desaparecerá de las zonas de tránsito.

La inclinación máxima de las rampas de acceso será del 12 % cuando su longitud sea menor de 3 m, del 10 % cuando su longitud sea menor que 10 m y del 8 % en el resto de los casos. En el caso que se deba circular por ellas con carretillas llevadas manualmente, la pendiente máxima será del 5 %.

Los cambios de inclinación dispondrán de juntas de dilatación para evitar fisuras incontroladas.

La superficie de las rampas deberá estar recubierta de un revestimiento antideslizante y pintarse de un color que proporcione un contraste entre la rampa y la superficie de los pisos a los que sirva de comunicación.

Se deberán instalar pasamanos si los lados están desprotegidos. Además en uno de los lados se puede instalar un guarda raíl.

Se deberá tender a eliminar las superficies desiguales o inclinadas.

Rejillas

Las rejillas que se utilizan para recubrir canales, fosos, desagües, etc. y por las que circulan vehículos y personas deberán poder soportar la máxima carga posible a la que vayan a estar sometidas y tener una abertura máxima de los intersticios de 8 mm.

El material de las rejillas será anticorrosivo.

Las superficies de tránsito obligado deben estar ranuradas frente al resbalamiento.

Su instalación debe hacerse de forma que la superficie quede a nivel del resto del suelo y que no se puedan producir basculamientos, debiendo estar su uso restringido cuando se puedan producir derrames o caídas de materiales a niveles inferiores.

Bandejas de recogida

Los puestos de trabajo donde se puedan producir derrames de cualquier tipo de sustancia deberán disponer de bandejas de recogida de un material y capacidad adecuados a las clases y cantidad de productos que deban recoger.

Superficies de trabajo exteriores

Cuando las inclemencias del tiempo sean susceptibles de formar hielo o de acumular nieve en zonas abiertas se prohibirá trabajar o circular sobre ellas en tanto en cuanto se mantengan las condiciones o no se hallan eliminado el hielo o la nieve.

Otras medidas

En los centros de trabajo se deberán tomar precauciones respecto a la posibilidad de que se produzcan sonidos o ruidos inesperados, cualquier circunstancia en ese sentido debería ser avisada a todo el personal con la debida antelación por medios adecuados.

· Entorno físico de trabajo

Orden

Todo el personal de las áreas del centro de trabajo y en especial el personal de mantenimiento deberá estar adiestrado para que mantenga ordenado su puesto de trabajo y deje libre el suelo de herramientas, cables, etc. utilizados para realizar su trabajo.

Iluminación

Los niveles mínimos de iluminación en los lugares de trabajo serán los siguientes:

Áreas o locales de uso ocasional: 50 lux

Áreas o locales de uso habitual: 100 lux

Vías de circulación de uso ocasional: 25 lux

Vías de circulación de uso habitual: 50 lux

El nivel de iluminación en zonas de uso general se medirá a 85 cm del suelo y en el de vías de circulación a nivel del suelo. Estos niveles mínimos de iluminación deberán duplicarse en las áreas o locales de uso general y en las vías de circulación, cuando por sus características, estado u ocupación, existan riesgos apreciables de caídas, choques u otros accidentes. No deberá producir deslumbramientos directos o indirectos por proyectar los rayos luminosos sobre los ojos de conductores de vehículos o de los peatones.

La distribución de los niveles de iluminación será lo más uniforme posible y deberá ser compatible con la de los vehículos de manutención, grúas-puente, etc. No se utilizarán sistemas o fuentes de luz que perjudiquen la percepción de los contrastes, la profundidad o distancia entre objetos, o que produzcan una impresión visual de intermitencia, etc.

En relación con la instalación de alumbrados especiales en caso de fallo del alumbrado general se aplicará la MIE BT 025 del Reglamento Electrotécnico de Baja Tensión.

· Gestión y organización

La prevención de las caídas en el centro de trabajo debería controlarse mediante un programa de gestión que lógicamente debería estar incluido dentro del general de la empresa. Debería contemplar como mínimo la investigación de accidentes, el mantenimiento, la formación y las inspecciones.

Programa de investigación de accidentes

Lo llevará a cabo el técnico responsable del servicio de prevención de la empresa y deberá incluir como mínimo los siguientes aspectos:

Investigar todos los accidentes que tengan como consecuencia una caída. Incluirá los datos del accidentado, estado del suelo, tipo de actividad que se realizaba, tipo y estado del calzado que llevaba el accidentado y como sucedió. También se recogerán las declaraciones de los posibles testigos y se tomarán fotos de la zona.

El accidente se investigará para determinar las causas del mismo y su grado de repetición.

Programa de mantenimiento

En cada centro de trabajo se deberá elaborar un programa de mantenimiento de las superficies de trabajo. Este programa debería incluir entre otros los siguientes puntos:

· Selección de los productos de reparación de los distintos tipos de suelos existentes en el centro de trabajo, incluyendo productos antideslizantes, desengrasadores y de limpieza.

· Procedimientos e intervalos de aplicación de cada uno de los productos.

· Procedimientos y materiales a emplear en la reparación de suelos deteriorados.

· Normas de instalación de vallas alrededor de los derrames, lugares de colocación de esterillas de limpieza del calzado en lugares estratégicos, formas y medios de para eliminar hielo o la nieve acumulados, etc.

El programa de mantenimiento deberá revisarse periódicamente en función de las variaciones que experimente el centro de trabajo.

Programa de formación

Debe programarse la formación de nuevos empleados incluyendo las normas de la empresa para prevenir las caídas.

Esta formación relacionada con la seguridad de las personas al circular por los centros de trabajo deberá contemplar las normas de circulación de vehículos y aparatos de cualquier naturaleza, de los pasillos de circulación peatonal de acceso a los distintos puestos de trabajo, servicios, salidas de emergencia, etc. En otro orden de cosas también debe formarse a los trabajadores para evitar los malos hábitos dentro del centro de trabajo como pueden ser el correr al efectuar desplazamientos, no mantener el puesto de trabajo limpio y en orden, etc.

Además los trabajadores deberán estar adiestrados para que cualquier disputa o discrepancias de pareceres se resuelvan a través de los mandos inmediatamente superiores debiéndose sancionar actuaciones agresivas entre algunos de ellos.

Programa de inspecciones

Deben realizarse inspecciones periódicas del estado de los suelos. Para ello sería conveniente elaborar una lista de chequeo que facilite el trabajo y el autocontrol.

Protecciones personales

Un complemento adecuado para evitar resbalamientos es prever la utilización de calzado de seguridad por parte de todo el personal que circule por el centro de trabajo debiéndose elegir aquel calzado de seguridad que se adecue más al tipo de suelo predominante en el centro de trabajo. En cualquier caso antes de efectuar la selección definitiva se deberán realizar pruebas previas de adecuación entre las suelas del calzado seleccionado y el tipo de suelo.

Atropellos o golpes contra vehículos

1. Definición

Son los producidos por vehículos en movimiento, empleados en las distintas fases de los procesos realizados por la empresa.

2. Medidas preventivas contra atropellos o golpes contra vehículos

Todos los trabajadores que manejan vehículos tendrán que estar autorizados por la empresa.

Todos los conductores de vehículos, tendrán demostrada su capacidad para ello, y poseerán el carnet exigido para la categoría del vehículo que manejan.

Todo vehículo será revisado por el operario antes de su uso.

Las características del vehículo serán adecuadas al uso y el lugar de utilización.

Los vehículos dispondrán de los elementos de seguridad y aviso necesarios y estarán en buen estado (resguardos, frenos, claxon, luces, etc.).

Se respetarán las señales de circulación.

Las zonas de circulación del lugar de trabajo estarán bien señalizadas, serán de anchura suficiente y el pavimento estará en buen estado.

Existirá un lugar específico para la localización de vehículos que no estén en uso.

Estarán perfectamente señalizadas las zonas de circulación de personas, cuando éstas coincidan con las de los vehículos.

La iluminación de la zona y/o la del propio vehículo, garantizará siempre, a vehículos y a personas, ver y ser vistos.

Mª Carmen Jáñez Bárcenas

Facebook0Google+2Twitter0LinkedIn0


Deja un comentario

Relacionados