Prevention World

Investigación de accidentes de trabajo utilizando el diagrama de causa-efecto (Ishikawa)

Un accidente laboral, o de trabajo, se define según lo establecido en el apartado 1 del Artículo 115 de la Ley General de la Seguridad Social, vigente a la fecha (2007) en España, como: “lesión corporal que el trabajador sufra con ocasión o por consecuencia del trabajo que ejecute por cuenta ajena”.
Investigación de accidentes de trabajo utilizando el diagrama de causa-efecto (Ishikawa)


Una vez ocurrido un accidente laboral, o de trabajo, entendiéndose como tal lo establecido en el apartado 1 del Artículo 115 de la Ley General de la Seguridad Social, vigente a la fecha (2007) en España, como: “lesión corporal que el trabajador sufra con ocasión o por consecuencia del trabajo que ejecute por cuenta ajena”, se inicia una serie de procesos y formalidades especificadas por las leyes y reglamentos, propios de cada Estado, tendientes a efectuar y registrar el accidente, con fines que van desde lo puramente estadístico y burocrático, hasta la intención seria y responsable de la organización, de evitar en el futuro la repetición de un suceso, cuyas consecuencias siempre significan una pérdida social y económica, a veces, irreparable. Las personas encargadas de investigar lo sucedido, deben efectuar una verdadera investigación detectivesca para poder esclarecer lo que realmente sucedió. Existen muchos recursos, adaptados a la normativa de cada país, que explican, por medio de formularios y cuestionarios, la manera de efectuar esta investigación, así que no entraré en detalles de ese tipo, más bien, expongo aquí una metodología, que si bien tiene su origen en el ámbito de la Calidad, es de uso universal para aplicar en situaciones en las que se deben estudiar relaciones de causa-efecto, y que utilizada de manera sistemática, proporciona un camino a seguir ante situaciones a veces complejas y conflictivas dentro de la empresa.

Con el fin de ayudar a generar ideas para identificar las causas que originan un problema de calidad de productos o servicios, pero también de salud, o de riesgo laboral, entre otros, para poder así suprimirlas, o al menos minimizar sus efectos, en los años 50 del siglo pasado, el ingeniero japonés Kaoru Ishikawa, ideó un método gráfico sencillo, comprensible y manejable por cualquier miembro de la organización, para presentar una cadena de causas y efectos, y poder así obtener las causas y relaciones de organización entre las variables. Este método se conoce como Diagrama Causa Efecto, o también, diagrama “Espina de Pescado” o de Ishikawa.

En nuestro caso, el “Efecto o Problema” es el Accidente de Trabajo, cuyas causas hemos de primero investigar y luego, intentar eliminarlas para evitar su repetición. Si no se ha constituido formalmente un Comité Paritario, o similar, entre cuyas funciones está la investigación de accidentes, éste es el momento para constituir un Equipo para estudiar el caso específico que se está investigando.

Lo ideal será un equipo de no menos de tres personas y no más de cinco. Estos números “mágicos” son los recomendados, porque con menos de tres componentes, no se puede hablar de una interacción propia de un equipo, y con seguridad, se impondrán las opiniones del miembro con más autoridad jerárquica o técnica, minimizando el aporte del segundo miembro. Con más de cinco miembros, el equipo requiere de la aplicación de técnicas específicas de “Dirección de Equipos” para obtener frutos, pero no siempre se encuentra personal con la debida capacitación al respecto.

Mi experiencia me indica que la causa de muchos y muchos accidentes, está en la poca importancia que se le da a nivel gerencial a estas materias de prevención. En ocasiones es la excesiva delegación, en otra el escamoteo de recursos y en otras más, la ninguna preocupación de parte de los jefes por hacer cumplir los preceptos legales vigentes, muchas veces pensando que ceñirse a la ley, implica un gasto extra, sin concebir siquiera, que la pérdida que significa un accidente, supera con creces el costo de por ejemplo un casco protector o zapatos de seguridad. Aquí se pisa terreno pantanoso, ya que rara vez los encargados admitirán que son la causa final de un accidente y sus consecuencias. Las mejores armas son la diplomacia por un lado y por otro, poder cuantificar el costo que significan las horas-hombres perdidas y las multas o sobretasas que deberá pagar la empresa. En ocasiones, el idioma mejor entendido por los directivos, es el del dinero, lo cual es lógico, entendible y muy justificable. Pero además un directivo inteligente, pronto se convence que aquello de: “el recurso más valioso de una Empresa es el Recurso Humano”, es una realidad y no sólo un eslogan y por tanto hay que cuidarlo con esmero.

En conclusión, el uso del Diagrama de Causa-Efecto creado por Ishikawa para atacar los problemas de Calidad, se puede adaptar perfectamente a la investigación de las causas de un accidente laboral, lo que no es en absoluto sorprendente, pues un accidente indica un mal funcionamiento de un Proceso, o sea, apunta a un problema de calidad en nuestra gestión de la empresa.

Resumen del artículo técnico publicado en PW Magazine nº 19.
Puedes encontrar el artículo completo en el nº 19 de la Revista PW Magazine (www.pwmagazine.com)

Mauro Cabrera Alarcón - consultor autónomo en desarrollo, implantación y puesta en marcha de Sistemas de Gestión

FacebookTwitterLinkedIn

¿Quieres recibir las alertas de publicación de Prevention world? Apúntate!!

Deja un comentario

Relacionados


Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Prevention world Prevention world
Prevention World